Enel-Conecta
Cargando...

c a r g a n d o

Aprende a hacer tu propio abono orgánico o compostaje
ABRIL 13, 2020

En estos días en casa, es innegable que nuestro consumo en servicios públicos ha aumentado y que, por ejemplo, estemos generando más residuos que de costumbre.

Y no tenemos que sentirnos culpables porque ahora que estamos trabajando y estudiando desde casa, necesitamos recursos óptimos para seguir siendo productivos en un ambiente que antes destinábamos a otras actividades.

Pues bien, ante esta situación lo mejor es tomar medidas de ahorro en el hogar, como aprovechar la luz natural para evitar consumir más energía o reciclar el agua de la ducha para regar las plantas o lavar la ropa.

Y en cuanto al tema de los residuos, es importante que seamos conscientes de separar lo reciclable de lo orgánico, y por qué no, aprender a hacer compostaje con nuestros desperdicios.

Compos, ¿qué?

El compostaje o abono orgánico es un proceso de transformación del material orgánico en fertilizante natural o compost, para luego utilizarlo en nuestras plantas o huerta.

Es importante aclarar que no todos los residuos orgánicos se pueden compostar, así que primero es necesario que sepas cuáles sí entran dentro de esta categoría:

Puedes compostar: Restos de verduras y fruta, té, café, cáscaras de huevo limpias, restos de huerta y de poda, aserrín, virutas sin tratar, hojas secas, ramitas, papel, cartón, algodón, papel periódico.

No puedes compostar: Residuos de animales como huesos, carne, grasa, leche, queso; aceite, cítricos, cebolla, huevos, cenizas, alimentos cocinados, excrementos de perros o gatos, hojas de eucalipto, plantas coníferas, palmeras, plásticos y aluminios, restos de poda con fertilizantes químicos.

Y ¿cómo empezar?

Si ya te animaste a compostar, sigue este paso a paso para preparar tu abono orgánico:

  • Prepara tu mezcla: Para esto necesitas agua, tierra, componentes "cafés" que contienen carbón (hojas secas, papel triturado, aserrín o madera) y componentes "verdes" que contienen nitrógeno (restos orgánicos).

  • Adecúa un recipiente grande, profundo y con tapa en el que puedas mezclar con facilidad y se genere calor. Ábrele aproximadamente 30 agujeros en su tapa para que ventile.

  • Ubícalo en una ventana o terraza para que esté ventilado pero protegido de la lluvia.

  • Introduce la mezcla de forma homogénea. Entierra bien los residuos orgánicos para evitar la aparición de moscas.

  • Recuerda remover y voltear la mezcla dos veces por semana para controlar la humedad, el oxígeno y la temperatura. Si notas olor a amoníaco agrega más componentes "cafés" como hojas secas; si sientes olor a podrido, tu compostaje está muy húmedo y necesita más materia seca.

  • Tu abono o humus estará listo cuando tenga un color oscuro y la mezcla no contenga ningún residuo.

Espera entre 25 y 30 días y ya tendrás lista tu primera tanda de abono orgánico para cultivar semillas de frutas, hierbas aromáticas, verduras y para mantener lindas tus plantas ¿Te imaginas una pequeña huerta en casa?, ¡delicioso!

Se recomienda que utilices este compostaje una vez al año mezclado con gusanos para que ayuden a oxigenar la preparación. Si te sobra un poco, puedes guardarlo en bolsas plásticas.

Por qué compostar

Practicar el compostaje tiene muchos beneficios para ti y el planeta. Hacerlo reduce tus residuos orgánicos mientras produces un abono natural, libre de químicos y gratis, además de que disminuyes el uso de bolsas plásticas.

A nivel global, estás poniendo tu granito de arena para detener un poco la contaminación y nos estarás ayudando a proteger los recursos naturales. Con esta técnica estamos contribuyendo al desarrollo de procesos renovables y amigables con el medio ambiente.

¡Empieza a compostar! Estos días pueden ser el momento perfecto para intentarlo.

Volver